eToro
Markets
Plus500
XM
 


Comprar e invertir en acciones en línea

Ya es posible comprar las acciones invirtiendo directamente en el mercado bursátil. Pero sabía que también puede comprar las acciones en línea por medio de CFD. ¿Pero cuál es realmente la diferencia entre la especulación bursátil tradicional y la especulación de los CFD? Esto es lo que le proponemos descubrir gracias a algunas explicaciones.

 

¿Qué es una acción?

Se llama acción uno de los activos principales del mercado bursátil. Una acción representa una parte de una empresa que ésta vende a cambio de una remuneración en forma de dividendos.

El inversor que posee acciones gana pues dinero proporcionalmente a los beneficios realizados por la sociedad que los emite. Por supuesto, también existe un interés financiero para las empresas puesto que éstas recuperan entonces fondos que les permiten invertir más fácilmente.

 

La especulación de acciones tradicional

Cuando se operan acciones de manera clásica, esto equivale a intercambiar de manera concreta este activo. Un inversor que opera acciones debe comprar y vender concretamente las acciones en cuestión.

Para comprar y vender sus acciones, el inversor tradicional debe recurrir a un intermediario que accede por él al mercado bursátil. Puede tratarse generalmente de un organismo bancario o de un agente especializado en la especulación en bolsa. También existen agentes en línea que permiten comprar y vender acciones en directo en Internet.

Como mencionado más arriba, con la especulación  tradicional en línea, el inversor posee participaciones en la sociedad emisora de acciones. De este modo, cada año cobra beneficios en forma de dividendos, pero estos dividendos dependen de los beneficios realizados por la sociedad.

 

La especulación de acciones por medio de los CFD

Cuando se operan las acciones por medio de los CFD, no se poseen verdaderamente las acciones en cuestión.

En efecto, durante la especulación de los CFD, el inversor se limita a firmar un contrato con un intermediario destinado a intercambiar la diferencia entre el valor inicial de la acción y su valor en el momento del cierre del contrato. Por esta razón estos contratos se llaman CFD por  Contrato sobre la Diferencia. 

Además de esto, los CFD proponen generalmente un apalancamiento que permite aumentar la rentabilidad de la especulación de acciones a corto plazo. Este efecto de apalancamiento oscila entre un 5% y un 10% del precio de la acción.

Por tanto, los contratos CFD son instrumentos de especulación que brindan la posibilidad de comprar las acciones sin tener que poseerlas ni comprarlas concretamente. No obstante, los operadores que invierten en los CFD reciben también dividendos y fraccionamientos de acciones en el mismo concepto que un accionista tradicional, con la diferencia que no posee parte de la sociedad emisora.

 

Las ventajas de la especulación  de acción con los CFD

Como ya lo habrá comprendido, la especulación de las acciones en línea con los CFD presenta numerosas ventajas. Por una parte, la inversión cuesta mucho más barata al operador, puesto que sólo paga un  10% por término medio del precio clásico de una acción.

Por otra parte, gracias al apalancamiento, puede esperar beneficios consecuentes en mucho menos tiempo de lo que haría falta en el marco de una especulación tradicional.

Pero los CFD también pueden utilizarse con el fin de cubrir las posiciones abiertas en otros mercados.

 

*Los CFD son un producto dificil de entender, la CNMV considera que no es adecuado para inversores minoristas debido a su complejidad y riesgo

Cotización de las divisas