eToro
Markets
Plus500
XM
 


Mercado de las obligaciones del estado

Seguramente tuvo la ocasión de ver al leer el término “mercado de las obligaciones” o “mercado obligacionista”. A pesar de una gran semejanza entre estos dos términos, es importante que esclarezcamos sus significados, puesto que son completamente diferentes. Vamos a explicarle lo que son estos dos mercados verdaderamente y en que son importantes para la economía de los Estados.

 

El mercado de las obligaciones

El mercado de las obligaciones representa el lugar donde se venden y se compran las obligaciones de estado. ¿Pero qué es una obligación de estado? Se trata simplemente de un empréstito realizado por el estado en cuestión y cuya financiación emana directamente de particulares o instituciones especializadas. En claro, cuando un país está en dificultad económica y necesita financiación, puede vender obligaciones de estado para recoger fondos. Una obligación puede tener distintos valores pero tiene obligatoriamente un tipo de rendimiento que corresponde al interés que cobrará el inversor cuando el estado prestatario le compre esta obligación. Por supuesto, cuanto más importante sea el tipo de rendimiento, más numerosos serán los inversores en querer adquirir obligaciones de estado.

 

El mercado obligacionista

Se llama “mercado obligacionista” las instituciones y particulares que compran las obligaciones de estado. Esta corta definición le permitirá comprender seguramente los términos que podrá encontrar al compás de sus lecturas en el mercado de los cambios. Por ejemplo, cuando se dice que un estado experimenta la presión del mercado obligacionista, esto significa que los inversores piden que se tomen medidas precisas para mejorar la situación económica del país y por consiguiente garantizar el rescate de sus obligaciones al mejor precio. Por supuesto, no son los particulares quienes se expresan directamente sino los organismos que están encargados de representarlos, a saber los grandes bancos de negocios.

 

Conclusión

En conclusión, estos grandes bancos de negocios, que representan el mercado obligacionista, tienen una influencia no desdeñable en las políticas monetarias y financieras de los distintos estados. Si un estado necesita fondo para su buen funcionamiento o para realizar grandes inversiones o generalmente para reembolsar deudas, debe recurrir al mercado obligacionista y, por consiguiente, vender obligaciones de estado. Para llegar a vender estas obligaciones al mejor precio, deberá asegurar de antemano a sus inversores en cuanto a su capacidad para efectuar una buena política financiera y por tanto sobre la capacidad para reembolsar dichas obligaciones.

 

*Los CFD son un producto dificil de entender, la CNMV considera que no es adecuado para inversores minoristas debido a su complejidad y riesgo

Cotización de las divisas